Vecino del Barrio Yungay es condenado a 5 años de prisión por montaje de la policía criminal de Piñera

alejandro_carvajal

El mismo día en que los sicarios de la dictadura neoliberal de Piraña le arrebataban sus ojos a Gustavo Gatica, 8 de noviembre de 2019, también llevaron a cabo uno de los innumerables montajes que tienen en prisión a jóvenes rebeldes que han participado de las protestas a partir de la Revuelta de Octubre de 2019. Se trata de la quema de la Universidad Pedro de Valdivia, en dudosas circunstancias, donde un grupo de pacos infiltrados incita e inicia la comisión del delito.

El grupo infiltrado denominado personal «intramarchas», comenzó un incendio en una bodega en la parte posterior de la universidad, que no tiene capacidad de alcance con el segundo y tercer piso del edificio histórico, que se incendia violentamente, justo después que un helicóptero de los pacos lanzara bombas lacrimógenas directamente al techo de la construcción. En ese momento, el paco infiltrado Luis Alarcón (junto a la paca Daisy Cares y el paco Martín Manosalva) incentiva a iniciar el incendio de la bodega y filma a Alejandro Carvajal, de 20 años de edad, participando de la protesta pero no del incendio. Sin embargo, el delito por el que se le condena hoy es por el incendio. 

Luego, le hacen un seguimiento en medio de la protesta, lo detienen y en un juicio lleno de sesgos, sólo bastó una única prueba de video desde el celular personal del paco infiltrado y su declaración falsa para condenarlo, pese a que estas acciones de infiltración en marchas carecen de toda legalidad, puesto que nunca fueron emanadas de una orden judicial ni instrucciones de un fiscal. Por otra parte, las cámaras de seguridad de la universidad, extrañamente, habían sido extraídas.

Esa misma noche, la policía criminal trafica esta información falsa con Canal 13 y en medio de una gran fanfarria comunicacional, presentan a los detenidos por el incendio como un gran botín. Prueba «suficiente» para mantenerlos en prisión preventiva por más de un año y, posteriormente, anular el primer juicio que condenó a Alejandro a 3 años y conseguir esta nueva condena por 5 años por el delito de incendio consumado. Su defensa apelará este fallo arbitrario a la Corte Suprema.

La dictadura empresarial de Piraña y sus secuaces, a través de sus mercenarios profesionales como el Fiscal Guerra, está ensañándose con nuestros jóvenes y luchadores sociales, intentando amedrentar al conjunto de la población, con toda la aplanadora judicial, por medio de condenas «ejemplificadoras». 

No aceptaremos estas injusticias de rodillas y lucharemos incansablemente hasta conseguir la libertad, justicia y reparación para cada uno de los presos y presas políticas del régimen. Llamamos a la comunidad nacional a salir a las calles en defensa de nuestros luchadores, a visibilizar la prisión política y solidarizar. Y, desde esta pequeña trinchera territorial, también llamamos a la comunidad internacional a ejercer presión a este gobierno criminal en sus embajadas y consulados y/o llamando al boicot económico de sus exportaciones, hasta conseguir la libertad de todos los presos políticos de la Revuelta Popular.

¡LIBERTAD A ALEJANDRO CARVAJAL! NO + PRESOS X MONTAJES

¡Avanzar, Construir!
¡Asamblea Barrio Brasil!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *